miércoles, 21 de noviembre de 2012

¿Quiénes eran los ludistas?


Los ludistasUn argumento en contra de la tecnología que era común hace años era que los ordenadores, los robots y la tecnología en general, lo único que hace es destruir puestos de trabajos. No está en mi ánimo entrar en discusiones sobre lo absurdo que me parece, personalmente, este modo de pensar. Hace tan solo unos días volví a escuchar este argumento por parte de estos nuevos luditas, si me permiten llamarlos así. Porque, y de esto versa la entrada de hoy, vamos a hablar sobre ludismo.

El ludismo fue un movimiento obrero que surgió en Inglaterra en el siglo XIX y que odiaba las máquinas, abogando por su eliminación del mundo laboral al ser enemgio de la mano de obra humana y los derechos de los trabajadores. Este odio se transformaba en ataques a las máquinas en las empresas, aunque afortunadamente el movimiento no fue demasiado importante ni organizado.

Su denominación nace del nombre de su líder: Ned Ludd. Este hombre arrancó este movimiento activo con el destrozo de un telar. Aquello fue en 1811 en Gran Bretaña y afortunadamente no tardaron mucho en darse cuenta de que sus problemas no estaban en las máquinas sino en otros puntos. En muchos casos, incluso no había problema alguno, sencillamente el mundo cambiaba y su resistencia al cambio no iba a parar tal evolución.

En su base, los luditas partían de que el hombre era el elemento central y que hacer el trabajo más eficiente y productivo mediante máquinas no era más que un problema y un atraso. Cierto es que el maquinismo deterioró las condiciones laborales en muchos casos y destruyó empleo, pero no iba más allá de algo colateral. En 1812, después de que el ejército disolviera una manifestación obrera en Nottingham, los obreros se rebelaron y quemaron unas sesenta máquinas tejedoras. Estos hombres tomaron el nombre de Ludd como bandera. La lucha contra las máquinas (como en Terminator) continuó y en 1813 fueron ajusticiados varios ludistas. Poco después, el movimiento comenzó a decaer y aunque ha rebrotado varias veces a lo largo de la historia y en diferentes partes del mundo, no deja de ser una nueva anécdota.

Y, por supuesto, actualmente no faltan “nuevos ludistas” que abogan por la eliminación de la tecnología, los ordenadores y todo lo demás de nuestros centros de trabajo.

¿Quiénes eran los ludistas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada