miércoles, 16 de octubre de 2013

Alineamiento de Carnac

Esta obra se trata de un alineamiento de menhires que podemos encontrar en la localidad francesa de Carnac, está formado por 8 kilómetros de extensión y forma 40 hectáreas de superficie. Se construyó en torno al año 3000 A.C. por lo que pertenece a la arquitectura neolítica.
El material de los menhires es de piedras cortadas, sin labrar los cuáles se encuentran introducidos en el suelo a un gran tamaño bajo el suelo. Esta obra causa un gran efecto de tamaño, ya que puede apreciarse a gran distancia por sus mayores alturas, todos los menhires se encuentran verticalmente, colocados adecuadamente en filas.
Esta obra se encuadra en el arte funerario del neolítico, en la cual los hombres con el descubrimiento de la agricultura, la vida del hombre cambió y surgió este nuevo tipo de manifestación artística, se creía que para que reposasen los restos de los antepasados.  En cuanto a estas construcciones hay distintos tipos, pero nos encontramos con un alineamiento, el cual está formado de una agrupación de menhires (un bloque vertical hincado en el suelo, cuya función era “fijar” el espíritu de los fallecidos). Se puede ver que este tipo de arquitectura costó mucho su construcción ya que al ser tan amplio, debió necesitar a muchos hombres que llevaran con esfuerzos estos menhires. Y por lo tanto, es señal de una organización social, muy superior a la existente en periodos anteriores (Paleolítico y Mesolítico)
Este alineamiento se puede comparar con el alineamiento de Callanish, el cual se encuentra en la isla de Lewis y es similar a este que estamos comentando, también formado alrededor del año 3000 A.C y está formado por menhires de distinto tamaño también, los cuales forman un crómlech, el cual se encuentra en una parte del alineamiento de Carnac.
También se puede comparar con el arte que se proyecta en plena Edad de Bronce, en las islas baleares, los talayots lo que eran torres aisladas cuyo interior de utilizaba para depositar o almacenar la carne, lo cual muestra la economía balear, pero no tiene nada que ver con lo que en el Neolítico expresaban (arte funerario) como se puede ver en el alineamiento de Carnac. Los menhires son el tipo de construcción megalítica más simple. Su utilización con otros megalitos dan origen a composiciones como dólmenes o cromlech.

Como ya he mencionado, esta obra pertenece al arte neolítico, esta etapa destaca porque las personas por fin se asientan en poblados, lo que favorece a la ganadería y la agricultura, pero también en grandes obras como esta, pensada para el descanso del difunto, por lo que se puede decir que tienen función religiosa. 

Práctica realizada por Olga León Cruz

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada